Inicio > Noticias > Contenido
¿Cuáles son los diferentes tipos de luces LED recargables?
Nov 21, 2018

Hacer de las bombillas rotas y quemadas una cosa del pasado, las luces de diodo emisor de luz (LED) vienen en una deslumbrante variedad de productos y usos. Las luces electrónicas esencialmente de combustión fría, compuestas por grupos de diodos diminutos y brillantes, pueden configurarse para adaptarse a casi cualquier aplicación o tecnología iluminada. Las luces LED recargables tienden a usarse para aplicaciones portátiles como fotografía, iluminación de puntos e iluminación de seguridad. Su versatilidad y bajos requisitos de potencia les permiten funcionar con baterías recargables. Las unidades que finalmente se quedan sin electricidad pueden recargarse desde casi cualquier fuente eléctrica, incluidas las tomas de corriente domésticas y las tomas de automóviles, utilizando cargadores, adaptadores o, a veces, manivelas.

Las luces LED funcionan electrónicamente, pasando electricidad sobre un material conductor en un circuito. Los electrones se estimulan a medida que son capturados y liberados por este material, emergiendo como fotones o luz. Estas partículas de luz se acumulan en un receptáculo, típicamente con forma de pequeña bombilla de plástico, diseñada para enfocar y proyectar la energía como luz. El proceso permite la iluminación de muchos colores, dependiendo de diversos materiales e intensidades. Los diodos, o componentes electrónicos que albergan elementos LED, pueden aumentar aún más la iluminación cuando se colocan juntos para obtener una luz más intensa y se mejoran con el uso de reflectores y filtros de colores.

Las luces LED recargables, que ocupan el lugar de las luces convencionales de combustión caliente, producen menos calor y requieren un menor consumo de energía. Las luces de trabajo pueden ser portátiles y sentarse en soportes, soportes o ganchos para colocarlos cómodamente alrededor de garajes o en exteriores. Los productos típicos pueden incluir luces nocturnas, luces de movimiento, luces de jardín y luces de camino.

Las luces LED recargables pueden ser de mano o utilizadas en llaveros iluminados. Las linternas resistentes a la intemperie pueden usar manivelas para recargas mecánicas; Estas luces LED recargables de larga duración pueden servir en situaciones de emergencia como cortes de energía o averías del vehículo. Las luces exteriores en ubicaciones fijas para instalaciones de jardinería pueden presentar activación sensible al movimiento y recarga solar. Su bajo consumo de energía a menudo permite instalaciones de propietarios sin la licencia de un electricista.

La vida útil de las luces LED recargables depende de la frecuencia con la que se usan, así como del tipo de baterías que requieren. Las baterías alcalinas son comunes y de bajo costo, y requieren reemplazo con más frecuencia en comparación con las tecnologías más nuevas. Los tipos contemporáneos, como las baterías recargables de iones de litio y níquel-cadmio, ofrecen una mayor eficiencia energética y respeto al medio ambiente, generalmente a un precio más alto.

Muchos otros tipos de luces LED recargables funcionan en otros lugares. Las linternas de baterías iluminan los campamentos y representan poco o ningún riesgo de incendio. Las luces de emergencia están en modo de espera esperando a que se activen automáticamente en un corte de energía; Proporcionan iluminación de seguridad en caso de apagón o incendio en hogares y empresas. Los proyectores se pueden utilizar en el campo para operaciones de caza o rescate, mientras que las linternas decoran los patios del patio trasero. Estos productos de producción de energía y de eficiencia energética, con sus largas horas de funcionamiento, bajo consumo de energía y mínimos riesgos de incendio o rotura, llenan los rincones más oscuros con su brillo espectral característico.